Buscador de puertos y colls

ALPE D´HUEZ (por Le Bourg d´Oisans)

Alpe d'Huez es una montaña de los Alpes franceses de 1850 m de altitud. La estación de esquí presente en dicha montaña se comenzó a construir en 1930. En 1936, se instaló el primer remonte mecánico de tipo telesquí. Alpe d'Huez debe gran parte de su fama a su relación con la carrera ciclista del Tour de Francia.
Alpe d'Huez es una de los más famosos finales de etapa de la ronda francesa. Apareció en el trazado de la Grande Boucle por primera vez en 1952, con la victoria del italiano Fausto Coppi y, aunque no se volvió a subir hasta el Tour de 1976 desde entonces ha estado presente en el recorrido de la carrera casi todos los años. Desde la edición del 95 parece que la frecuencia por la que han optado los organizadores para incluirla en el recorrido, es la de un año sí, un año no, salvo 2003 y 2004, incluida en ambas ocasiones, cambiando su secuencia de años impares a los pares.
La ascensión comienza en las afueras de la localidad de Bourg d'Oisans (N-91-D-211). El recorrido que se realiza en carrera es casi siempre el mismo, pese a que los últimos kilómetros discurren por el pueblo, lo que permitiría, en teoría, hacer ciertas variaciones y pese a que existe otra vía de llegada a la estación que sale de la carretera principal a unos 5 kilómetros de la meta, eso si, con un asfalto menos cuidado y una orografía más hostil para la presencia del público.
Sin duda, la característica que más famosa ha hecho a esta subida, amén de su dureza, son las 21 curvas de herradura, numeradas en sentido decreciente desde la base hasta la cima y en cuyos carteles, que anuncian el número de la curva, se puede leer también y en orden cronológico, el nombre de uno de los ganadores en la cima del Alpe d'Huez. Tras la disputa de la edición del 2003, el número de vencedores en el Alpe d'Huez superó el de curvas por lo que se optó por añadir un nombre más a cada curva, volviendo a empezar por la 21 nuevamente.
Otra peculiaridad más de estas curvas es que, en si mismas, carecen casi de desnivel, encontrándose los puntos más complicados justo a la salida de las mismas, donde la carretera se vuelve a empinar de manera brusca.
Esta peculiaridad constituye un arma de doble filo para el ciclista o el cicloturista pues, si bien proporciona apenas 2 ó 3 segundos de respiro, altera considerablemente la cadencia de pedaleo. El desnivel total que se salva es de 1073mts. y una longitud de 13,1 km, con una pendiente media del 8,2% y una pendiente máxima del 11,5%.
El Kilómetro 1 por porcentaje es el más duro de toda la subida, con una pendiente media del 10.5%, aunque la mayor parte sea al 11%. Comienza en las afueras de Bourg-d'Oisans, justo antes de cruzar un pequeño puente sobre el río Romanche.
Después se gira a la izquierda y es en ese momento donde realmente comienza la ascensión. En este kilómetro está enmarcada la curva, a la que se llega dejando el muro de piedra a la derecha.
Sobre el Kilómetros 2 y 3 comienza el serpenteo. Tres curvas, la 20, 19 y 18 y un desnivel total del 9.4%. La vegetación sigue siendo abundante y el ambiente nunca llega a ser asfixiante del todo.
En el kilómetro 3 se llega a la población de La Garde, a 930 metros de altitud. Aquí están las curvas 17 y 16, siendo el porcentaje total del kilómetro del 8.4%.
Asimismo, el kilómetro 4 es el más "suave" hasta ese momento, su porcentaje total es del 7.7% y en él están las curvas 15 y 14. En el 5 se llega a la población de La Ribot, a 1091 metros.
El desnivel aquí es del 8.8% y hay otras dos curvas, la 13 y 12. Después de pasar esta localidad, la vegetación pierde frondosidad y eso favorece, junto a los kilómetros ya salvados y la creciente altitud, la sensación de fatiga.
Nuevamente se suaviza la pendiente, quedándose en el 7.2% en el kilómetro 6 para encontrarnos en los siguientes mil metros con las rampas más duras, por porcentaje, de la subida, llegando al 12% en tres tramos distintos con un porcentaje acumulado del kilómetro del 9.5%.
Seguidamente hay dos curvas más, la 11 y la 10. La curva 9 une dos de los tramos al 12% y la 8 se encuentra a la salida del tercer tramo. Desde este momento (Kilómetro 8 y 9) el paisaje se vuelve cada vez más hostil, con mucha menos vegetación que en la base de la subida.
La subida se hace más monótona pues en estos dos mil metros sólo se superan dos curvas, la 7, casi al principio del kilómetro 9 y la 6, casi al final del kilómetro 9. El primero tiene un porcentaje del 8% y el segundo del 7,2%.
Estos tres kilómetros (km. 10, 11 y 12) unen la localidad de Huez con la estación de esquí que da nombre a la subida. Son muy uniformes en sus porcentajes, 8.5%, 8.6% y 8.5% respectivamente.
Sólo al principio del kilómetro 12, a la salida de Huez, hay una rampa al 11%, a continuación de la curva 5, unos metros más adelante está la 4.
Ya en el kilómetro 11 se hallan las curvas 3 y 2 para, finalmente, en el kilómetro 12 encontrar la curva número 1, la última de la subida.
El Kilómetro 13 transcurre en su totalidad por las calles de la estación de esquí, su desnivel es del 4.3%, mucho más suave que el resto de la subida. La recta de meta es casi llana.
Por dentro de esta población seguimos las indicaciones hasta la meta que se utiliza en el Tour de Francia.
Finalmente coronamos este gran puerto a 1850 mts. Un coloso que no destaca ni por su belleza ni por su longitud pero que es absolutamente imprescindible por sus características genuinas e inigualables por su complejidad técnica. En mi caso he tenido la oportunidad de ascenderlo tres veces, una de ellas en la Marmotte 2008 de ahí algunas de las imágenes.
*Parte del texto extraído de la Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario