Buscador de puertos y colls

ALTO DEL SANTUARIO DE LA MARE DE DÉU DE MONT

La Mare de Déu de Mont se encuentra en el vértice sureste de las montañas de la Alta Garrotxa, cerca de la depresión del Empordà y dominando el valle del Fluvià. Esta sierra se alza como un hito gigantesco que, si hace de límite entre el Alt Empordà, la Garrotxa y el Pla de l'Estany, es a la vez punto de encuentro y unión. La parte alta de la sierra, con el Santuario, pertenece al municipio de Albanyà-Alt Empordà-, y la parte baja al de Beuda-Garrotxa.
Al Santuario se puede acceder a pie por diferentes caminos y en bicicleta desde el cruce de Can Vilar (cruce de la carretera de Besalú a Figueres donde confluyen las carreteras que provienen de Banyoles y Cabanelles), desde este lugar hay diecinueve kilómetros.
Se trata de una de las ascensiones más duras de Girona, un puerto largo con increíbles vistas de unos 19 kms. desde el cruce con una media del 5% y puntas cerca del 15%.
Altigrafía. Mare de Déu del Mont
Fuente: ramacabici.com
Conforme nos acercamos a la montaña donde se encuentra el santuario, en los primeros kms. de la ascensión la media no supone ningún problema. Nos movemos los primeros ocho kms. si ir más allá del 4%. El puerto va de menos a más. En la imagen superior dejamos a la derecha el municipio de Sant Martí Sesserres (km. 6).
Casi un km. después y con la misma tónica llegamos al desvío a mano derecha a Lliurona impracticable con bicicleta de carretera. Nosotros seguimos adelante. Nos quedan 10 km. y empezamos a notar la subida de los porcentajes.
La carretera se estrecha a partir de Lliurona pero el piso se mantiene en perfecto estado. Transitamos por una zona bastante boscosa ganando metros a la montaña.
Hasta el km. 13,5 se nos presenta unos kms. progresivamente duros con pequeños tramos sobre el 12%. Dejamos a la izquierda el desvío de Beuda.
Después de un pequeño descanso sobre el km. 14 afrontamos lo que realmente será la parte más dura de la subida. Al fondo ya podemos observar el camino que todavía nos queda.
Al ir ganando altura nos damos cuenta de las bonitas vistas que nos ofrece este puerto.
Pasado el antiguo poblado de Sant Llorenç de Sous enlazamos unas sorprendentes curvas de herradura casi al 10% en una zona desprotegida de arboleda pero con las vistas que puedes ver en la imagen.
Por el norte vemos los colosos pirenaicos y por el sur la costa gironina. Este tramo se hace bastante duro si añadimos el calor del día que lo ascendimos.
Última curva y nos adentramos en las instalaciones del Santuario a más de 1100 mts. de altura en un paraje digno de ser visitado.

El Santuario también es conocido por las estadas de Jacint Verdaquer donde escribió fragmentos de su conocido poema Canigó. Nosotros nos hemos querido retratar junto a su estatua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario