GRIMSELPASS/ OBERAARSEE (por Oberwald)

Grimselpass es un gran paso de montaña suizo que culmina en los 2165 mts. El puerto une los valles de Haslital, en Berna Oberland, con el Goms, en el Valais. El paso, con características similares al a su hermano hacia el este -el impresionante Furkapass-, supera el desnivel mediante impresionantes curvas de herraduras coronando en una zona de diferentes embalses e instalaciones eléctricas.
La ascensión norte es más larga y se extiende en el valle superior del Río Aar en la comuna de Guttannen. La vertiente sur comienza en Oberwald, que es igualmente el punto de inicio del Furkapass.
En un promontorio rocoso, ubicado al lado del muro de la presa Grimselsee, conocido como Nollen (1980 mts.), está el Grimsel Hospiz, transformado hoy en día en un acogedor hotel con una hermosa vista al lago y al monte Lauteraarhorn.
Fuente: climbbybike.com
El puerto, desde la localidad de Oberwald tiene un desnivel 11,7 kms. de longitud con una media alrededor del 7%. El desnivel a remontar es de 800 mts. Cabe decir que en nuestro caso, después de coronar el puerto, hemos añadido los 6 kms. impresionantes hasta el embalse de Oberaar.
Después de partir de la localidad de Ulrichen, donde se encuentran hacia el sur el Nunefenpass, remontamos el valle por la Furkastrasse, vía hacia el este que nos conduce al Ticino. 
El puerto tiene sus primeras rampas al superar la localidad de Oberwald, remontando el valle del Ródano. Los porcentajes tienen una media aproximada del 7%.
En el km. 4 se encuentra el tramo más duro del puerto con una pendiente máxima del 10%. En esta fase inicial remontaremos cuatro curvas de herradura.
Desde el punto de vista altimétrico la ascensión toma cuerpo a partir de Obewald donde la vía se dirige hacia el norte paralelo al incipiente pero bravo Ródano.
Sin tener bien definido lo que nos encontraríamos, pasado el puente de la imagen vimos claro a lo que nos teníamos que enfrentar. Hasta el km. 4 la subida es bastante irregular, mezclando tramos al 4-5% con otros mucho más exigentes sobre el 7-8%.
Ahora si que tenemos una visión clara del puerto. Curva tras curva de herradura como vemos en la imagen remontando la montaña. El km. 4 es el más duro de toda la ascensión con una media del 9% y máxima del 10%.
En el barranco de la derecha vemos el gran desnivel y por tanto impresionantes cascadas del Ródano. Pocos metros después vemos otra panorámica esperada. La vía que nos lleva a coronar el Furkapass se va por el infinito de la imagen y entre rocas el gran glacial del Ródano.
Llegamos a la localidad de Gletsch donde abandonamos la vía 19 (furkastrasse) y giramos a la izquierda dirección Grimsel (vía 6) como vemos en la imagen. Dejamos atrás el Hotel Glacier du Rhône.
Nada más tomar el cruce se intensifica la dureza. En una sorprendente obra de ingeniería la carretera realiza en 6 kms. 6 impresionantes curvas de herradura, en una vía ancha y en perfecto estado. También es muy transitada por vehículos a motor.
Abajo vemos la localidad de Gletsch mientras que al fondo de la imagen vemos la carretera que hemos dejado atrás (Furkapass).
 En una de las enormes curvas de herradura vemos perfectamente la cáscada del Ródano y el deshielo del glaciar. Entre el km. 7,5 y 10,5 el puerto se estabiliza con dureza entre el 7 y el 9%.
A partir del km.10,5 y hasta coronar la pendiente decrece incluso se aplana el los últimos metros. La ascensión, como vemos, nos ofrece panorámicas impresionantes.
En el punto más alto del puerto de montaña (2165 mts.) está el Totensee (Lago de los muertos), cuyo nombre deriva de la época de las Guerras Napoleónicas.
Coronamos el precioso paso a una altura de 2165 mts. entre gran cantidad de nieve en pleno mes de agosto. La cima suele estar muy concurrida de turistas y curiosos.
Pero aún nos queda por descubrir la guinda del pastel. Pocos metros después de la cima vemos el desvío al embalse de Oberaar.
El recorrido a partir del cruce tiene poco menos que 6 largos kms., con unos porcentajes irregulares de subidas y bajadas pero con zona realmente exigentes.
La pista por la que transitamos es muy estrecha, apenas cabe un vehículo. En el inicio de la pista hay un semáforo temporal de subida y de bajada para que no haya cruces entre vehículos.
La pista transita paralela al gran embalse de Grimsel (Grimselsee), que como vemos en la imagen tiene un color especial.
Es desnivel a realizar es algo menos de 200 mts. Una vez que alcanzamos la cota más alta -cercana a los 2500 mts.- realizamos un vertiginoso descenso hasta el lago artificial.
Nos sorprende la belleza del recorrido, con un asfalto en todo momento en perfecto estado pero sin apenas protecciones teniendo en cuenta los increíbles barrancos por los que transitamos.
Finalmente llegamos al lago coronando a una altura de 2303 m.También es posible llegar al lago mediante teleférico que parte de la cima del Grimselpass.
La ascensión comentada es uno de los lugares mágicos del cicloturismo en los Alpes, lugar transitado diariamente por infinidad de ciclistas enamorados de estos paisajes lunares de alta montaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...