ALTO DE LA ESTACIÓN DE ESQUÍ DE BOÍ TAÜLL (por Barruera)

El valle de Boí, o valle del Noguera de Tor, es un conjunto de valles y sierras situados en la zona nororiental de la comarca catalana de la Alta Ribagorça, Lleida, situado en un enclave privilegiado al sur del Parque Natural de Aigüestortes y Sant Maurici.
Precioso enlace de grandes curvas en su fase final. Al fondo magníficas vistas del PN de Aigüestortes.

La ascensión a las pistas de esquí forman un tendido puerto que tiene desde Barruera casi 17 kms. de longitud, a una media cerca del 5% coronando a 2082 mts. de altura. El desnivel a superar es de 916 mts.
Como nos marca la altimetría realizamos la escalada a partir de la localidad de Barruera (L-500), carretera ancha que remonta el valle al sur del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici.
En esta localidad es encuentra la ascensión a la localidad de Durro, una corta pero intensa subida. Los primeros dos kms. son llanos.
Hasta el cruce con la L-501 aumenta un poco la pendiente y se sitúa entre el 3-4%. La subida cuenta con indicadores km. a km., cosa que se agradece.
Una vez alcanzado el cruce nada más pasar el río Noguera de Tor, tomamos la L-501 que se dirige a las poblaciones de Boí y Taüll. Hasta aquí hemos compartido carretera con las ascensiones de la presa de Cavallers y también al Parque de Aigüestortes.
Tras poco más de 1 km. alcanzamos de manera suave la localidad de Boí donde podemos contemplar su hermosa iglesia románica de San Joan de estilo románico lombardo. En el mismo pueblo la pendiente aumenta considerablemente. 
De una continua pendiente entre el 4 y el 6%, al llegar a Boí la pendiente aumenta con una fuerte rampa  con cotas máximas por encima del 10%.


En esta zona de 2 km. con pendientes cercanas al 8 % deberemos superar 4 curvas de herradura más hasta divisar la impresionante silueta de la iglesia de Sant Climent de Taüll, con su esbelta torre de 6 cuerpos.

Continuamos ahora ascenciendo también entre curvas y casas del pueblo hasta que tras un kilómetro alcanzamos un pequeño altiplano (Pla de la Ermita). Saliendo de Taüll un nuevo km. duro, que junto los dos anteriores (kms. 7-10) es la zona más exigente del puerto.
A partir del km. 10 dejamos el desvío a la derecha y ahora por terreno más favorable nos dirigimos hacia el fondo del valle donde tras una curva de vaguada donde existe una fuente y un puente vuelve a empinarse la carretera.

La pendiente en los próximos 3 kms. es irregular, la media es baja, entre 4-5% mediatizada por una zona de ligeros descensos. Es la zona más boscosa de la ascensión.
Asimismo este tramo cuenta con algunas rampas intensas hasta coronar un collado en el que vemos una antena y una barrera canadiense.
Ligero descenso para iniciar los últimos 5 kms., quizás los más bonitos en cuanto a trazado ya que nos ofrece panorámicas espectaculares.
Después de superar una generosa curva de vaguada en descenso la pendiente continua en un primer momento durante 2 kms. (14-16) con una pendiente que no supera el 5 %. 
Una primera curva de herradura muy amplia hace girar la carretera hacia el sur dirigiéndose hacia el fondo del valle. 
Aumenta la pendiente en la parte final con 3 kms. entorno al 7,5 %. Esta parte final suele ser muy ventosa y junto a la pendiente complica la escalada.
Por debajo de los 3 kms. hasta coronar tenemos referencia visual viendo donde se encuentran las instalaciones de la pista de esquí.
A 2 kms. para coronar pasamos por una nueva barrera canadiense para ganado y incluso aumenta la pendiente y se estabiliza en un exigente 8%.

Tras superar 4 generosas curvas de herradura con un paisaje de alta montaña de prados alpinos alcanzamos el cruce para el primer aparcamiento de la estación, aunque una barrera nos lo impide.
Coronamos el puerto a una altura de 2045 mts., estando en el selecta lista de puertos asfaltado de los Pirineos que superan los 2000 mts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...